Press "Enter" to skip to content

La industria de cerámica española es líder mundial

La cerámica española no solo es una de las industrias más importantes en España, sino que además es sinónimo de compañía líder a nivel internacional, es realmente difícil poder datar las primeras muestras de cerámicas que se aplican a la arquitectura, no obstante se puede decir que en la nación española este sector se comenzó a desarrollar durante el siglo XIV en Manises – Valencia, a partir de ese momento el azulejo español se afianzó como líder internacional en el sector. Las baldosas valencianas eran exportadas a Egipto, Venecia, Turquía y Siria, siendo Italia el cliente más importante, poco años después Manises se convirtió en el proveedor de pavimento principal para el Papado, cuyas estancias había decorado durante el siglo XV, en la actualidad sigue siendo un referente a nivel mundial.

Tal es su éxito que diversos empresarios importantes no dudan en invertir una gran suma de dinero en su producción, uno de ellos es Jonathan Andic, director general de la compañía Mango, quien invirtió en unas acciones pertenecientes a una compañía de cerámica respetada alrededor de toda España. La industria española de fabricantes de baldosas cerámicas, piezas planas de poco espesor que son fabricadas en arcilla, sílice, fundentes, colorantes y diversas materias primas, es una de las compañías más dinámicas e innovadoras dentro del continente europeo y dentro del sector cerámico mundial, este se posiciona como líder en cuanto al desarrollo tecnológico, diseño y calidad del producto o servicio.

Dicha calidad e innovación de todos los productos españoles ha permitido que la industria de cerámica sea una de las más competitivas dentro del panorama internacional, los datos son quienes lo demuestran: España es el primer exportador europeo y segundo a nivel mundial en alcanzar tasas entre el 15 y el 18% del comercio internacional, a pesar del entramado cerámico español se encuentra compuesto en su totalidad por pymes y diversas empresas de origen familiar, gracias a ello España se ha convertido en el segundo producto del mundo durante muchos años y de acuerdo a la última cifras disponibles del año 2008, se ubica en el 4to lugar con un 5.8% de la producción a nivel mundial.

La facturación media anual de este sector en la última década ha sido muy cercana  a los 3500 millones de euros, la media de la tasa de cobertura en la balanza comercial del sector en la última década supera el 2.300%, es líder nacional entre los principales pilares industriales de dicho país, de acuerdo a los últimos datos obtenidos en el 2016 la industria de cerámica española sigue estando a la cabeza dentro del mercado internacional, de la facturación global del sector solamente el 80% corresponde a exportaciones, las ventas totales han incrementado en un 6% hasta alcanzar los 3.075 millones de euros, esto ha logrado que los productos cerámicos españoles se encuentren  presentes en al menos 186 países.

Los destino de exportación de cerámica española varían, aunque entre ellos destacan: Arabia Saudí, Francia, Reino Unido, Argelia y Estados Unidos, hasta ahora el sector ha registrado un incremento en todas las regiones a las que exporta.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *